Call of Duty 4: Diario de partida (2) Analisis y capturas

 

Anterior: Call of Duty 4: Diario de partida (1) (analisis)

Call of Duty se consolida como el mejor simulador de guerra con la cuarta -e increible- entrega de Activision. Se me juntó con Crysis y la primera impresión no me caló tanto como pensaba. Crysis supuso una avalancha gigantesca de revolución visual e inteligencia artificial. Pero poco necesita CoD4 de escenarios con libertad total y revoluciones gráficas, más allá de las previsibles.

A los usuarios de PC se nos había olvidado casi de que iba CoD. De sus secuencias bélicas rodeados de decenas de amigos y enemigos dentro de un caos relativamente controlado, que daba forma a las guerras más reales del panorama ociodigital. Una pelicula hiperinteractiva de proporciones oceánicas que nos hizo conocer la 2 Guerra Mundial mejor que el colegio. Call of Duty 4 es todo eso y montañas más. Divide la historia entre varios personajes, frentes y enemigos por diferentes zonas del mundo en la actualidad. Las misiones son casi fugaces. No dan la sensación de ser pesadas, repetitivas ni exasperantes. Eso sí, el tiempo que duran son un castillo de fuegos artificiales sin respiro: Huir de barcos que se hunden, batallas campales en pleno bosque, incursiones en poblaciones de oriente medio, rescate de rehenes en diferentes instalaciones públicas a plena luz del día, uso de artillería pesada como cobertura de aliados…no te cansas ni un segundo de jugar.

Gráficamente es perfecto. No hiper-realista, sino cumpliendo mucho más que de sobra con su cometido. No es un juego de ir comprobando la calidad de las texturas de ciertos azulejos. Su papel es dejarte caer en una ciudad en plena guerra al atardecer y conseguir que te quedes boquiabierto con la ingente cantidad de detalles que dan forma a una contienda que parece real. Las animación, modelado y texturas de los personajes están fuera de lo común todavía. No da ni tiempo para prestar atención a los entornos urbanos que, una vez capturados y vistos con tranquilidad, te dejan sin palabras. No falta ni un detalle, ni una sombra, ni una rafaga de humo, ni un resplandor de disparo. Nunca un edificio a lo lejos mostró con tanto esmero cada balcón, toldo, planta, cable, vigas, paredes derruidas…Como deciamos, perfecto. (Podeis comprobarlo en las capturas propias que acompañan al texto).

Hasta el momento podemos decir que a corto plazo a conseguido mantener las ganas de jugar más vivas que el propio Crysis (un juego mucho más espeso, que debido a la libertad de acciones exige demasiado replanteamiento de la situación por parte del jugador) gracias a lo directo de la acción, la variedad de las misiones, la dificultad bien equilibrada y un aspecto visual que muchos quisieran para su cara. Seguro que nos lo acabamos antes que el resto de juegos pendientes.

Seguimos pidiendo encarecidamente que Activision no se olvide de la I Guerra Mundial por poco comercial. Sería una forma estupenda de revivir un nuevo Call of Duty del pasado. Y es una pena que sigan evitando la aparición de civiles, no cómo victimas fáciles, sino como la demostración de que se toman en serio la simulación bélica de sus juegos. Que los jovenes crezcan pensando que la guerra es ir de excursión con un grupo de amigos a escenarios donde todo lo que se mueve es asesinable, es una falta grave. La guerra es mierda, y las calles se siembran de miles de inocentes desmembrados y chorretones de sangre que han salido de cuerpos que no tocaron un arma en su vida.

Siguiente:  Call of Duty 4: Diario de partida (3) Analisis y capturas

 

Anuncios

Una respuesta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: