CRYSIS: Diario de partida (II) Hiper-análisis y capturas.

______________________________

Antes: CRYSIS: Diario de partida (I) Hiper-análisis y capturas.

Tercer y cuarto nivel: ostigamiento, soledad, guerra colectiva y control de la situación.

Ya hemos visto suficiente en la isla infestada de coreanos asesinos. Algunos compañeros han muerto y nos encontramos solos. Se organiza una evacuación de urgencia en plena noche para salvarnos el pellejo. El punto más seguro es un cementerio que se encuentra en la otra punta de la isla. Excusa ideal para seguir bombardeandonos con situaciones limite. Dos helicopteros peinan la isla y hay soldados por toda parte. Perfecto para seguir dando uso a nuestras habilidades de camuflaje y velocidad. Tal es nuetra forma de pasar desapercibidos, que pronto nos encontramos totalmente solos, en plena noche, pasando con movimientos sigilosos de matorral en matorral en algo parecido a una cienaga pantanosa. Así un par de kilómetros. En realidad no sabemos si había o no enemigos: era de noche e ibamos el 90% del tiempo camuflados y escondiendonos.

La dificultad da un giro más. Al llegar al cementerio aparentemente despejado, nos atacan unos tipos con el mismo traje que nosotros, apareciendo y desapareciendo y mostrando mucha más resistencia que el resto. Al terminar con ellos una nave nos recoge y disfrutamos de otra increible escena cinemática antes de aparecer en una nueva isla, ahora en plena guerra abierta rodeado de decenas de compañeros al más puro estilo Call of Duty. Prueba de ello es el objetivo: destruir anti-aéreos. Cuando ya estabamos convencidos de que todo iba a consistir en ir por la vida de Rambo, ahora nos vemos apoyados, accedemos a las primeras francotiradoras, eliminamos carros anti-aéreos y vemos de nuevo el amanecer. Con el segundo anti-aéreo nuevas sensaciones inmejorables. Llegamos con un control casi total del personaje y sus habilidades. Tenemos nuestro primer enfrentamiento cara a cara con varios enemigos a la vez en pleno día. Nos defendemos muy bien. Llegan algunos refuerzos coreanos y viendo que se pone feo, activamos la invisibilidad, corremos hacia el anti-aéreo, le colocamos la mina activada a distancia y apretamos el botón mientras saltamos por el acantilado que teniamos cerca, entre explosiones y balas que nos rozan. Pensar que alguna vez Crytek pensó que una partida sería así es dificil. Ellos pusieron el escenario y nosotros lo actuamos como queremos. Estoy de camino al tercer y último anti-aéreo, algo más alejado. En este punto, a unas tres horas de juego, la inmersión ya es total en el universo de Crysis

Siguiente: CRYSIS: Diario de partida (III) Hiper-análisis

Anuncios

3 comentarios

  1. […] Noviembre 16, 2007 in Micro-análisis, analisis, crysis, juegos, videojuegos Antes: CRYSIS: Diario de partida (II) Hiper-análisis y capturas. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: