La Consola Virtual de Wii y los viejos jugadores

 

Porque ser un viejo jugador no es lo mismo que ser un viejo que juega. Pasado el cuarto de siglo de vida, cualquiera puede remontarse a grandiosas partidas en inmundos salones recreativos de barrio, donde los “cinco duros” eran gemas preciosas que te abrían el portal de cada universo con forma de tragaperras electrónica. Los juegos allí sabían y olían diferente. El multijugador lo componian tus amigos animando tras de tí, o un segundo compañero de fatigas que compartía bonus y codazos. La lista de títulos que han absorvido nuestro dinero es casi infinita, muchos títulos de recurrente nostalgía y finalmente grandes sagas como Street Fighter, The King of Fighters o Metal Slug.

Pero si no estabas allí, si la edad no te acompaña o si fuiste un insociable reprimido, nunca entenderás lo que significa descargarte de la Consola Virtual de Wii el Altered Beast y escuchar su melodia oxidada y el grito electrónico de dolor de los protagonistas al transformarse en hombres lobo. El hedor de los cuerpos apelotonados a tu alrededor vuelve a tí y la esperanza de plasmar tus iniciales en la lista de honor de máximos puntuadores en cada máquina, resurge como un deseo que el tiempo se había encargado de desvanecer. ¿Donde estarán los dígitos binarios que hace casi dos décadas escribieron parte de tu nombre? ¿Y la palanca de movimiento que sudabas junto con otros cientos de muchachos?

Esto forma parte del, inexplicable para algunos, éxito de la Consola Virtual de Nintendo Wii. Una colección que de seguro no parará de crecer y que hará las delicias de millones de viejos jugadores. Cuando los gráficos no significan nada y el tiempo de adaptabilidad no consistía en controlar a un personaje que se movía grácilmente a nuestras ordénes, sino que éramos nosotros los que teníamos que adaptarnos a un control perro y descarademente limitado, que finalmente asimilábamos como nuestro.

Esto me lo ha hecho recordar otro juego descargado, el Donkey Kong para NES que no había vuelto a tocar desde principios de los 90 en casa de un compañero de colegio. Lo recordaba como una absorvente aventura hacia el final de un producto que consistía en ser mejor puntuador que tu amigo y conseguir terminarse el maldito juego a cualquier costa. Un jovencísimo Mario se empeñaba en rescatar a su princesa de las garras de un mono que poco después llegaría a ser el simpático Donkey en posteriores aventuras. Pues bien, lo primero que me hizo pedazos al ejecutarlo en mi Wii es la desoladora pinta visual de pixels como puños y pocos colores en pantalla. Después el manejo de Mario más que mecánico y por último…¡hay nostalgia cuan traidora eres! la imposibilidad de grabar en ningún momento del juego. Si perdías las tres vidas, vuelta a empezar en un juego de ensallo y error sin fin. Y así volvieron todos aquellos juegos a mi mente en los que una y otro vez comencé desde el principio: Alex Kid, Sonic, Shinobi, MegaMan, Marble Maddnes, Zool, etc. Con todos se terminó creando una simbiosis dedos-personaje sin igual, que conseguía pasar los primeros niveles con movimientos rápidos y milimétricos para retomar el juego donde lo dejamos. ¿Vicio? Todo. Este Donkey Kong descargado me “obliga” a recorrer los primeros niveles a golpe de salto rápidamente para volver a donde estaba, pero alentado por el reto de conseguir pasar nuevas pantallas y records de puntuación (un poco lo que llegaba a suponer jugar al Tetris). El pequeño Mario ya fluye suavemente en mis manos (a pesar de sus únicos dos movimientos) y me he adaptado de nuevo a su aspecto gráfico, como se adaptan los ojos al salir de una zona oscura a una iluminada. Un viaje al pasado en todo regla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: