Delaware John: Episodios 1 y 2

Precuelas del inminente Delaware John 3

De mieditis fantasmagórica va esta edición con las dos primeras entregas de “Dalaware ST. John”. –“Espera, ¿las dos primeras entregas, dices? –Sí, y no va de que sufras lagunas mentales. Es muy posible que no hayas oído hablar antes de este juego porque viene desde una pequeña desarrolladora independiente que ha sabido crearse un hueco en el mercado. El eventual caso del juego artesanal que, por un factor u otro, ha llamado la atención y recibido una crítica razonablemente buena. Sus creadores pusieron a la venta -de forma online- el “Volumen “1 en el año 2005 y poco después el segundo. Al final han conseguido distribuirlo de forma tradicional, y el tercer capítulo saldrá a la venta dentro de poco. No parece mal lanzamiento para “Big Tim Games”, creadores de unos pocos juegos con títulos tan bizarros como “El mundo de Teddy Ruxpin” (puzzles del 2006), “Mal Inherente” (otra aventura con la misma temática de “Delaware” que pasó desapercibida en 1.999) o Elvira’s Monster Match ‘n’ Stack (algo así como “Las monstruosas partidas de apilar de Elvira”, en un “Columns” gótico…).

La llegada a la mansión es un momento de descubrimientos, no solo argumentales. A pesar de encarar el juego apáticamente por su arcaico sistema de vista subjetiva a pantallazos, sus gráficos de risa y un guión de chavalería, ha terminado pareciéndonos entretenido y bien llevado. La parafernalia penumbrosa y las apariciones fantasmales reviviendo constantemente sus últimos instantes de vida, nos han subyugado. En especial ese halo de tristeza melancólica que rodea a esas pobres gentes ignorantes de su destino. La aventura se va engarzando de forma dinámica; con una fluidez narrativa y de puzzles, pocas veces vista en estos empalagosos juegos subjetivos. Ayuda el hecho de que los rompecabezas son muy fáciles, convirtiéndose casi en una película interactiva, pero es un buen método para enganchar al usuario desde unprincipio. En el segundo capítulo se refuerza algo la dificultad.

 

Los gráficos son austeros; exentos de toda belleza y delicado diseño. Son decorados tridimensionales libres de representación en tiempo real, por lo que el único límite se encuentra en el arte y potencial del desarrollador. Sin embargo el acabado final podría catalogarse fácilmente de principios de los 90. Texturas grandes, acabados emborronados, escenas cinemáticas pixeladas, menús e interfaces gordos y toscos, y una resolución mediocre de 800×600. Todo un caramelo refrescante para equipos poco potentes y portátiles. Lo verdaderamente impactante es el tratamiento que se les da a los personajes. No hay ninguna persona animada en el volumen 1, tantos las escenas de introducción, como las apariciones, son ¡dibujos hechos a mano! La intro se entiende, rollo comic. Las apariciones, sin embargo, son dibujos translucidos e inmóviles sobre el fondo 3D, representado una posición fija del momento que revive. Incluso cuando nos hostigan unos espíritus de los que nos tenemos que defender con un objeto (un toque mini-arcade), estos aparecen amenazantemente…quietos, aunque con cara de mala leche. Es algo tan alejado de cualquier producción decente actual, que sorprende. Una pequeña joya retro-independiente que provoca más miedo que muchos otros títulos tan trabajados que huelen a peli barata de ciencia ficción.En el segundo volumen la calidad general se mantiene, salvo los personajes que dan el salto al 3D renderizado y superpuesto, para poder moverse un poco y dar algo de vidilla. Pero ahora pasan dos cosas: la sorpresa inicial del volumen 1 ya se ha perdido, y sinceramente, esos dibujos a mano sobre los oscuros y vetustos decorados, sobrecogían.

 

Conclusión
Si algún juego es poco recomendado para obsesos de lo nuevo, es este “Delaware ST. John” y su producción de serie B. A cambio da a los aficionados a los juegos tranquilos y con PCs que no estén a la última, la oportunidad de poder jugar una misteriosa aventura de buena, tétrica e inquietante ambientación. También recomendado para los que disfrutan con rarezas poco convencionales, y claro, resolviendo algún que otro puzzle. El aliciente definitivo es el inminente lanzamiento del tercer volumen, bastante mejorado gráficamente y hasta con unos sorprendentes protagonistas tridimensionales, más que decentes. Que poco dura lo alternativo.

 

Lo mejor: Agilidad en el desarrollo. Suspense fantasmal.
Lo peor: Es un producto bastante alternativo: gráficos mediocres, traducción sudamericana, muy corto…
Nota: 66

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: